Hace años que Stephen Frears (“Mi hermosa lavandería”, “Las amistades peligrosas”, “Alta Fidelidad”) no hace una gran película, pero sin duda podemos afirmar que ha encontrado el equilibrio y con “Philomena” firma un melodrama correctísimo al servicio de Judi Dench.