Nos ha costado sentarnos a disfrutar el último disco de Cassius. Y no porque le falten méritos, ni mucho menos, sino porque tres días antes de la fecha elegida para que viera la luz, nos topábamos con la inesperada pérdida al caer accidentalmente de un edificio de uno de sus dos componentes, el también celebrado productor Philippe Zdar (Philippe Cerboneschi). Eso deja a Boom Bass (Hubert Blanc-Francard) a solas en el barco, y nos hace pensar que este Dreems será el epitafio de una de las formaciones clave -y quizás ligeramente infravalorada- en el boom del “French Touch”.