¿Qué queréis que os diga? A mí, Alexander Payne siempre se me queda corto. Me parece que es uno de los directores más sobrevalorados de la actualidad. Sus películas son aburridas y Nebraska no iba a ser menos.