La directora francesa Céline Sciamma -Retrato de una mujer en llamas (2019)- ha presentado en el festival de Cannes y en el de San Sebastián la película Petite Maman. Se trata de un film pequeño -apenas aparecen cinco actores y casi toda la acción transcurre en una sola localización- pero con una gran capacidad para emocionar.