The Puta Madres. El nombre lleva estando ahí para que cualquiera lo coja y se eche unas risas desde que el mundo es mundo. Hacía falta alguien que ha hecho carrera del “nada importa una mierda”, como Pete Doherty, para adoptar una broma adolescente de brocha gorda como nombre de su nueva banda de acompañamiento.