Si hay algo que no se le puede reprochar a Pet Shop Boys es su capacidad para reinventarse cada cierto...