La especulación inmobiliaria ya estaba nada menos que en la novela Drácula (1897) de Bram Stoker, una idea que recoge...