Hace ya bastante desde mi última crítica teatral, escrita nada más y nada menos que el cinco de febrero. Y...