En su anterior visita a España, OMD vinieron en formato dúo y con prácticamente toda la música pregrabada. Algo que, si no hubiera sido por su buen hacer encima del escenario, y su simpatía, nos habría dejado un poco fríos. El pasado sábado, cuando todavía no se habían cumplido los dos años de esa cita, volvían a España, y lo hacían como prometieron en ese concierto: con la banda al completo. Eso sí, con una excusa tan buena como la de celebrar su 40 aniversario en el mundo de la música. A lo que el público madrileño respondió con un lleno completo y con un entusiasmo desbordante.