No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Libros

Esta canción me recuerda a mí, Joe Pernice (Blackie Books, 2017) 

Uno ama demasiado la música de los Pernice Brothers como para que se le pasase por alto la aparición en nuestro país de Esta canción me recuerda a mí, la que es, hasta la fecha, la única novela de Joe Pernice, que nos llega de la mano de Blackie Books y que, además, viene acompañada de banda sonora con versiones «marca de la casa» —es decir, excelentes, con joyitas como las apropiaciones del I go to pieces de Del Shannon o la celestial Tell me when it’s over de los Dream Syndicate— del músico de Holbrook, Massachusetts.

Libros

En busca de los discos perdidos, Eric Spitznagel (Contra, 2017) 

Pop y hacerse mayor, esa demoledora pareja. Nuestra querida editorial Contra regresa a esta sección decidida a tocarnos la fibra sensible de la mano de En busca de los discos perdidos del periodista estadounidense Eric Spitznagel. Una lectura que, si tienes una cierta edad y una pasión afortunadamente incurable por la música va a recordarte «impepinablemente» a Alta fidelidad. Una versión 2.0. cuasi cincuentona, bastante más rolliza, algo más ajada y en plena era millennial, cuando la música, desgraciadamente, apenas importa, de nuestro querido Rob Fleming. Por tanto, que íbamos a caer era un secreto a voces…

Libros

Funny Girl, Nick Hornby (Anagrama, 2016) 

Cinco años después de su última novela, Nick Hornby regresó a la actualidad literaria —no le está yendo nada mal como guionista cinematográfico— a finales de 2014 con Funny Girl, que ahora llega a España de la mano de Anagrama. Pero antes de entrar en materia, permitidme una pequeña «excursión al pasado».

Hornby siempre será el autor de Alta Fidelidad para toda una generación de lectores. Aunque, admitámoslo, buena parte de culpa de que nos lanzásemos a por el libro la tienen Stephen Frears y, por encima de todo, John Cusack, con su inolvidable adaptación al cine —y americanización, suerte que la música no entiende de fronteras— de la novela. Es lo que tiene crear un personaje como Rob Fleming —el amigo perfecto, impetuoso, melómano, sensible, apasionado— y una historia amable, pero que «toca» sobremanera, siendo especialmente reconocible para cualquier Peter Pan treintañero con la música como País de Nunca Jamás y problemas emocionales y existenciales a prueba de vinilos. Vamos, lo que alguien con más mala baba en el siglo XXI calificaría de «hipster pre-mp3». Desde entonces, fuimos revisitando a Hornby, primero puntuales a cada novedad y luego pacientemente, esperando encontrar al «siguiente Rob». Algo que, a excepción de en la divertidamente enfermiza Fiebre en las gradas —otro hooligan, ahora balompédico— cada vez ha parecido más improbable, hasta que servidor «rompió» con el escritor británico hace ya un par de obras para, al menos, conservar intacto el bonito recuerdo. Pero el tiempo transcurrido y la aparición de este Funny Girl, con su promesa de «nuevos horizontes», han brindado la concesión de una segunda oportunidad. Felizmente.

Cine/TV

Brooklyn (John Crowley 2015) 

Si eres un tío, te gusta mucho la música y has tenido problemas en tus relaciones sentimentales, probablemente te sentirás identificado con el protagonista de Alta Fidelidad (Stephen Frears, 2000). Aquella película estaba basada en una novela de Nick Hornby, firmante también del guión de Brooklyn, en la que dudo que te puedas identificar con nadie. Hornby ha desarrollado una sobresaliente carrera como guionista cinematográfico, en la que se ha especializado en crear personajes femeninos que le han valido nominaciones al Oscar a las actrices que los han interpretado: Carey Mulligan por An Education (Lone Scherfig, 2009), Reese Whiterspoon por Alma salvaje (Jean Marc Vallé, 2014) y ahora Saoirse Ronan por Brooklyn.