No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Glow: las chicas son guerreras 

Es fácil menospreciar la lucha libre, en inglés wrestling (también conocida en España como pressing catch) como un entretenimiento infantil (o de paletos). Pero es probablemente el único espectáculo que convierte al público en un actor más de la representación: sus abucheos y vítores son tan necesarios como las acrobacias sobre el ring. En Estados Unidos la lucha libre es un negocio millonario; en México, una tradición entrañable. Una forma de entretenimiento que toma prestada la idea de la gloria y el esfuerzo del boxeo, el colorido de los superhéroes, los giros de los culebrones y el sensacionalismo de la prensa amarilla.

Cine/TV

Paquita Salas – Posthumor y torreznos 

La idea detrás de una serie como Paquita Salas es tan sencilla como afortunada: utilizar los códigos del humor de The Office (2001-2003) para hablar de la modesta industria del espectáculo patria, con sus miserias y sus famosos. Visualmente, la serie simula ser un falso documental, como la mencionada ficción creada por Ricky Gervais y Stephen Merchant, utilizando una cámara nerviosa para dar veracidad a las imágenes, escenarios e interpretaciones; y un montaje abrupto, basado en el jump cut para atrapar al vuelo reacciones y miradas de los actores con efectos cómicos.

Cine/TV

Altered Carbon – Identidad líquida 

Altered Carbon es la penúltima apuesta de Netflix por generar contenido original, un esfuerzo ambicioso que lamentablemente falla. Lo primero que hay que decir es que la serie no esconde sus intenciones de apropiarse de la estética de Blade Runner (Ridley Scott, 1982) -un poco como Mute (Duncan Jones, 2018)- o de su reciente secuela Blade Runner 2049 (2017). Aquí nos encontramos con una ambientación futurista impresionante, que estéticamente remite a la cinta de Scott: la ciudad distópica es la misma, con sus bajos fondos de cine negro, policías desencantados, prostíbulos y hoteles de mala muerte enfrentados a rascacielos luminosos y aislados.

Cine/TV

The Punisher – Veteranos de Guerra 

The Punisher mola. La serie sobre “el Castigador” renueva el interés por las ficciones de Marvel Studios en Netflix, tras los traspiés de Luke Cage, Iron Fist y The Defenders. El antihéroe recupera los elementos positivos de Daredevil y Jessica Jones: realismo urbano, tono adulto y unos pocos personajes bien trazados. Lejos del despliegue de efectos especiales de Marvel en el cine –Los Vengadores, Doctor Extraño, Spider-Man– estos superhéroes televisivos se mantienen a pie de calle, luchando con criminales de poca monta, antes que con supervillanos con ansias de dominar el mundo.

Cine/TV

Dark: la teoría de la caja 

Adictiva, intrigante y de factura impecable, la serie alemana Dark es el penúltimo éxito de Netflix. Simpática sobre todo para el fan de la fantasía, el terror y la ciencia ficción, entretiene a pesar de que probablemente este podrá anticipar sus giros. Aun así, hay que recomendarla ‘ciegamente’ porque resulta imposible hablar de ella por la vulnerabilidad de su trama al temido spoiler. Es mejor verla sin saber nada de antemano.

Cine/TV

Black Mirror – Pesadilla tecnológica 

Ya es tradición recibir cada Navidad una nueva entrega de Black Mirror. Su creador, Charlie Brooker, sigue fabricando pequeñas historias de ciencia ficción anticipatoria sobre los horrores que puede desencadenar la tecnología en nuestra sociedad. Brooker se mantiene siempre verosímil, apoyándose en tecnologías existentes y familiares a las que da un giro terrorífico. Creo que esta cuarta temporada en Netflix no decepciona. Paso a comentar sus seis episodios, clasificados del peor al mejor.

Cine/TV

Love (Netflix 2016) Comedia – no tan – romántica 

¿Qué es el amor? Por una vez esa pregunta tiene respuesta: Amor es una serie de Judd Apatow producida para Netflix. Apatow, rey de la nueva comedia americana, autor de Virgen a los 40 (2005) y de Y de repente tú (2015)- propone una serie, Love, que no es exactamente una comedia romántica. O más bien, sí lo es, aunque no cuando te lo esperas. Apatow tiene su ritmo. El argumento clásico de “chico conoce chica, chico pierde chica, chico recupera chica”, está presente. Pero entre cada una de esas frases ocurren un montón de cosas. La pareja protagonista ni siquiera se conoce en el primer episodio, y no comienzan a enamorarse hasta el… pero no quiero hacer espoilers.

Cine/TV

The Get Down. La conquista del hip hop 

The Get Down es el punto en un vinilo, en una mesa de mezclas, que permite que el ritmo sea eterno. La nueva ficción de Baz Luhrmann -director de Romeo y Julieta (1996) y Moulin Rouge (2001)- busca también ese punto, ese ritmo, ese fluir constante, a través de las imágenes, el sonido y el montaje. Y lo consigue. Eso sí, hay que tener en cuenta que la obra de Luhrmann no desarrolla sus ficciones en coordenadas realistas, sino en una irrealidad similar a la de un musical de Broadway o un videoclip.

Cine/TV

Stranger Things: la nostalgia del friki que nunca fuiste 

Los niños protagonistas de las películas de los 80 nunca eran deportistas, ni los más populares del instituto, ni los novios de la chica más guapa. Eran frikis. Ver a Elliot jugar con figuras de Star Wars en E.T., el extraterrestre (1982) o a Billy leer cómics en Gremlins (1984) era como decir: son de los nuestros. El niño que fui en los años ochenta se sentía instantáneamente identificado con los héroes inadaptados de aquellas historias. Tenían los mismos juguetes que yo, leían los mismos tebeos, y se embarcaban en aventuras imposibles que yo vivía a través de ellos. Los chavales de Stranger Things juegan al rol como yo jugaba a Dungeons & Dragons. Han leído El Hobbit y El Señor de los Anillos. Tienen a Yoda, el Halcón Milenario y a Man-At-Arms de los Masters del Universo. Yo era como ellos.