La principal dificultad con la que nos encontramos a la hora de enfrentarnos al primer disco en solitario de Natalia Quintanal es la de abstraernos e identificar cuánto hay de Nosoträsh en las canciones de este primer disco de La Villana. Resulta difícil porque como ella bien dice, su grupo anterior obviamente estaba ahí y y tiene mucho peso en su trayectoria musical, por lo que no podemos olvidarnos de uno de nuestros grupos favoritos del pop español.