Hace algo más de diez años Javier Monserrat empezó a componer algunas canciones, que a la postre significaron el germen de Monserrat. Tras haber publicado un ep, consolidar la banda como cuarteto y tras realizar una campaña de crowdfunding (las típicas vicisitudes de los grupos indies de la segunda década del milenio), por fin Monserrat pública su primer álbum, disco homónimo con el que la banda madrileña se presenta en sociedad.