No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Misión Imposible: Fallout – ¿Mejor imposible? 

¿De cuántas franquicias cinematográficas se puede decir que su sexta entrega es la mejor? Obviando aquella primera película de un maestro como Brian De Palma en 1996 y olvidando la tontería macarra de John Woo en 2000, hay que trazar las verdaderas señas de la saga de Misión Imposible con la entrada de J.J. Abrams como productor en la tercera parte, y sobre todo hay que hablar de un director como Christopher McQuarrie, que aquí lleva a las aventuras del agente Ethan Hunt a su cúspide.

Cine/TV

La momia: universo abortado 

La momia es nada menos que la primera piedra de un proyecto que parecía entrañable, el del Dark Universe. La idea es reunir en una sola ficción a los monstruos clásicos de la Universal: Drácula, Frankenstein y su criatura, el hombre lobo, el hombre invisible, la criatura de la laguna negra y hasta el fantasma de la ópera. Un empeño más que apetecible que tiene un precedente obvio en los cócteles de monstruos de los años 40 que produjo la propia Universal –La zíngara y los monstruos (1940)- que también cultivó nuestro Paul NaschyLos monstruos del terror (1970)- sin olvidar la divertida Una pandilla alucinante (1987) o incluso un intento reciente -y fallido- como Van Helsing (Stephen Sommers, 2004).

Cine/TV

Absolutamente todo (Terry Jones 2015) 

Absolutamente todo es una comedia de ciencia ficción que tiene el aliciente de ser una pequeña reunión de los Monty Python. Terry Jones codirigió todas las películas del grupo –Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), La vida de Brian (1979) y El sentido de la vida (1983)- aunque su carrera cinematográfica no llega a la altura de la de su compañero, Terry Gilliam. Aquí, el director de Eric el vikingo (1989) utiliza su voz y las de los otros PythonMichael Palin, Eric Idle, John Cleese y el propio Gilliam– para dar vida a los seres extraterrestres de la película (solo falta Graham Chapam, que nos dejó en 1989). Hay que destacar también la voz del recientemente fallecido Robin Williams que, en el papel del perro Dennis, repite lo que hizo más de una vez en vida: roba el protagonismo en cada una de sus intervenciones.