El pasado mes de diciembre, en medio de la vorágine de las fiestas navideñas, la editorial Minúscula publicaba esta breve selección de relatos de la escritora norteamericana Shirley Jackson, considerada una de las referencias principales del género de terror y el denominado cuento gótico. Servidor siempre la había tenido entre su lista de lecturas pendientes, pero reconozco que precisamente el género donde se suele enmarcar su obra y la lista de escritores célebres que la cita como una influencia capital siempre me habían echado para atrás. Hasta ahora.