Esta rareza, que supone el debut en la dirección de los hermanos Polsky y que les valió el premio al mejor guión y el del público en el festival de Roma, es una interesante película sobre el amor fraternal entre dos hermanos, Jerry Lee y Frank (Stephen Dorff y Emile Hisrch).