La artista londinense Tirzah dio una de las sorpresas de 2018 con ‘Devotion’, un álbum de debut que fue calando poco a poco, y que terminó en muchas de las listas de lo mejor de aquel año.