Desde que conociera que este año Libros del Asteroide iba a publicar Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado, la primera y más conocida de las novelas autobiográficas de Maya Angelou, empecé a experimentar ese cosquilleo especial, reservado para esas obras que uno llevaba largo tiempo esperando para poder tacharla de la imaginaria —bueno, no tanto— lista de «lecturas obligatorias pendientes» y, huelga decir, cuyas expectativas eran máximas —expectativas nivel Matar un ruiseñor, es decir, colosales—. Merece la pena hacer un alto en el camino para adentrarse en la mitología que rodea a este clásico de las letras estadounidenses y a su autora antes de entrar en materia.