Con tan solo 25 años, el británico Matt Maltese se ha convertido en uno de los songwriters actuales más imprescindibles. Maltese es un cantautor con un timbre sedoso, confesional, que recuerda a esa escuela de cantautores tan brillantes en lengua inglesa como pudieran ser Jeff Buckley o Rufus Wainwright, aunque con un estilo más hacia el pop melódico y coral. Compone canciones en las que desvela sentimientos encontrados e irradia emociones a flor de piel. Por eso un concierto de Maltese se ofrecía como un exquisito manjar que uno no quería perderse.