The Popguns fueron uno de los muchos grupos británicos que nos enseñaron que el pop de guitarras también podía ser bonito. En los escasos años que duró su carrera en los noventa, sacaron cuatro discos que no tenían nada que envidiar a los de sus compañeros de generación que tuvieron más reconocimiento (me vienen a la cabeza Echobelly). Pero ya se sabe, unos tienen más suerte que otros.