El estreno de Malignant, la nueva película de terror de James Wan -creador de Saw, Insidious y Expediente Warren- me sirve como excusa para hablar de un director poco conocido para el gran público: el italiano Mario Bava. Un director de directores, que ha sido un referente en cineastas como Federico Fellini, Martin Scorsese, Quentin Tarantino o Tim Burton. James Wan es un fan declarado del cine de terror italiano, sobre todo de Bava y Dario Argento, y ha confesado recientemente que la secuela de su estupenda y divertida Aquaman (2018) -hemos hablado de ella en Indienauta-, estará inspirada nada menos que un título capital de la filmografía de Bava, Terror en el espacio (1965).