Toda ficción histórica necesariamente debe resonar en el presente y la vida de María, Reina de Escocia habla claramente de las reivindicaciones feministas de los últimos años. Eso a pesar de que la película plantea diversos temas en sus primeros compases, como la lucha por el poder, el amor romántico -temas universales- o el enfrentamiento entre católicos y protestantes. Pero nada de eso perdura, estos temas se quedan de fondo, en un desarrollo que revela que su principal interés es hablar, como ya he dicho, de feminismo.