Si quedaba alguna lágrima que derramar por la separación de The Arab Strap después de diez años, el mejor de los consuelos ha llegado gracias a la nueva alianza que Aidan Moffat ha establecido para poner música a sus certeros, hirientes y cínicos textos.