Casi sin darnos cuenta, Major Murphy se han convertido una de las realidades del nuevo indie-pop norteamericano.