Mac McCaughan lleva más de veinte años al frente de Superchunk, pero también cuenta con algún que otro proyecto en solitario. Su faceta más conocida, fuera de su grupo de toda la vida, es la de Portastatic, con la que ha publicado una gran cantidad de discos. Pero ahora, a sus 48 años, es cuando se ha atrevido a editar un trabajo bajo su nombre. “Non-Believers” es el disco con el que ha dado la cara, y en él nos encontramos con un McCaughan que conserva las melodías y los estribillos de su banda principal, pero con un toque más pop y más desenfadado. Toda una colección de grandes canciones, que estará presentando en Ourense y Madrid el próximo mes de noviembre.