Todo lo que se intuía y se había ya perfilado en “Diamond Flash”, ópera prima de Carlos Vermut, se engrandece y encuentra una finalidad en la flamante ganadora del último festival de San Sebastián: “Magical Girl”, donde también se ha alzado con el premio al Mejor Director.