Discos como este, demuestran por qué la escena granadina es una de las más importantes de nuestro panorama musical. Todo comienza con el músico granadino Miguel Martín, que siempre ha sentido fascinación por el grupo Módulos, de modo que plantea un disco de homenaje a la banda y se convierte en el catalizador de un super proyecto, que incluye a músicos pertenecientes a grupos de la talla de Lagartija Nick, Los Planetas, Lori Meyers, Checopolaco, La Guardia, Grupo De Expertos Solynieve o Jean Paul, entre otros. Casi nada. Para cerrar el círculo, es el sello granadino Wild Punk Records el que se encarga de editar esta joya, grabada en los estudios (también) granadinos, Producciones Peligrosas.