La hasta hace unos años hegemónica escena pop irlandesa ha tenido que sufrir un tiempo de travesía en el desierto sin producir bandas capaces de tirar del carro en lo comercial y en lo artístico por igual. Little Green Cars parecen haber nacido con el ambicioso objetivo de ocupar esos puestos, subidos en el mismo tipo de carro de pop-folk melódico y preciosista que a tan buenos lugares llevó a formaciones como Mumford & Sons o The Lumineers.