Chaz Bundick es un chico inquieto, al que les imposible parar de crear canciones. Ya sea con Toro y Moi, su proyecto principal, o con Les Sins, el alter-ego con el que ha estado sacando música de baile desde hace unos años.