El último concierto de los ciclos de Retroalimentación convocados por La Voz De Galicia, no podían ser mas acertados, A Casa Tomada fue invadida por las guitarras afiladas y los aullidos en forma del punk transgresor de Lenny Leonard, los paisajes psicodélicos de Muerte Mortal o la contundencia instrumental de Selvática.