Heart of a dog, se concibió como documental para la HBO, y es una recopilación de historias, bajo el prima único de Anderson, donde la figura de su añorada perrita Lolabelle sirve de hilo conductor para una serie de meditaciones sobre la naturaleza de los vínculos, el amor, el odio (el 11S también está presente a través de metáforas animales), la vida y, por supuesto, la muerte.