En los últimos años, parecía que el pop femenino se había quedado estacando dentro del mundo de las grandes estrellas de la música urban o el r&b, pero afortunadamente no ha sido así. Sobre todo en el Reino Unido, donde están saliendo artistas muy jóvenes con unas influencias que distan mucho del mundo del mainstream actual. Entre ellas están Nilüfer Yania, de la que ya os hemos hablado por aquí, y Laurel, que acaba de debutar con un disco notable, en el que el pop se fusiona con sonidos más crudos, y con una voz profunda que parece que se va a romper en cada canción.