Más allá de su carrera con The Crayon Fields, toda una banda de culto en Australia, Geoffrey O’Connor ha llevado una vida musical paralela donde el synth-pop ganaba protagonismo. Ahora, cuando se cumplen seis años del último, y estupendo, trabajo con su grupo, vuelve con su carrera en solitario.