Un rótulo, antes de comenzar a ver La vida de los demás, nos informa de que su director, Mohammad Rasoulof está siendo juzgado por hacer propaganda contra el régimen iraní. Un dato que, sin duda, pone al espectador en situación antes de ver esta película ganadora del Oso de Oro en el Festival de Berlín.