Dejemos las cosas claras. No he visto True Detective, ni tengo intención de hacerlo —uno no es seriéfilo, sigo prefiriendo...