La matanza de Texas (1974), dirigida por Tobe Hooper es un clásico del terror, creo que indiscutible, que cambió las reglas del género. Una experiencia extrema que utilizaba técnicas del cine documental e incluso, usaba a su favor su escaso presupuesto y el casi anonimato de sus actores, para imprimir realismo a su escabroso relato aterrorizando a los espectadores de la época.