Bienvenidos a la fiesta de la Ciudad Eterna, a un Congreso de atroces reflexiones en torno a la estupidez, al...