En La caída de Yellow Back Radio, Ishmael Reed, hace añicos el género yanqui por excelencia con una historia imposible, reivindicativa… y libre.