No es la primera vez que «pisamos» la cárcel, literariamente hablando, pero las circunstancias que rodean y circunscriben «a fuego»...