No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Cronica Nocturna 2016 

Tras varios días perdido en una extraña dimensión conocida como Nocturna, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid. ¿Y cuál es el mayor placer de un evento como este? Pues dejarse llevar, meterse cada día en una sala de cine sin saber qué te vas a encontrar. No he podido ver todas las películas que habría querido -¡Tengo un hijo de dos años y medio!- pero me he llevado alguna sorpresa agradable. Así que, aquí van más reseñas…

Skagboys
Libros

Skagboys, Irvine Welsh (Anagrama, 2014) 

Como muchos otros, leí Trainspotting tras disfrutar con la generacional, fastuosa adaptación cinematográfica de Danny Boyle. Por supuesto, devoré el libro, junto a En el camino de Kerouac y Alta fidelidad de Hornby diría que las lecturas más compulsivas, por absorbentes y veloces, que servidor haya acometido jamás. Y así llegamos a Skagboys, precuela de Trainspotting que Anagrama nos ha traído en este 2014, veinte años después de que su autor concibiese a sus personajes más celebrados. Ni que decir tiene que la expectación era máxima.

Libros

“Crisis (de Ansiedad)”, Juanjo Sáez (Reservoir Books, 2014) 

Negro negrísimo. No entiendo porqué la por otro lado impecable edición de Reservoir Books comete el imperdonable error -único borrón a una presentación muy cuidada- de saludar a este libro como “una mezcla tragicómica teñida de ternura, risa y humor” en la contraportada. Cosas del marketing, supongo. Pero que flaco favor le hacen a una obra honesta, oscura, enrabietadamente desnuda, y tremendamente necesaria. Michael Stipe lo gritaba a los cuatro vientos en la furibunda Ignoreland: “Sé que esto es vitriolo […], pero me siento mejor habiendo gritado, ¿tú no?”. Espero que Juanjo Sáez sí.