No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Escuadrón Suicida (David Ayer 2016) 

Os voy a decir por qué una película como Escuadrón Suicida tiene valor. Para la mayoría, vale, es otra de superhéroes, mejor o peor. Para el fan de los cómics significa mucho. La sola existencia de este film es el certificado de aceptación de los superhéroes por el grueso del público. Esos que suelen preferir el fútbol y los best sellers románticos como pasatiempo. Pensadlo bien. Escuadrón Suicida es una película de superhéroes sin Superman, Batman ni Spiderman. Ni los X-Men. El personaje más conocido es el Joker, un villano, que encima no se parece demasiado a las versiones previas más conocidas de César Romero, Jack Nicholson o Heath Ledger. Will Smith interpreta a un completo desconocido como Deathshot.

Discos

Holychild, The shape of Brat Pop to come (Glassnote 2015) 

Mira que tenía ganas de repudiar este disco. Una horrible portada con un cuerpo femenino desnudo con su pubis cubierto por un fajo de billetes denota algo peor que el simple mal gusto: el mal gusto pretencioso (que el libreto interior cambie los billetes por patatas fritas no mejora la cosa).

Para más “INRI”, Holychild estima necesario aclarar sus objetivos con un texto que no deja espacio para la sutileza ni para la modestia, con lindezas como “Cada palabra que decimos, cada imagen que posteamos, cada sonido que decidimos incluir u omitir es deliberado. Somos conscientes de que algunas de estas elecciones pueden ser provocativas, pero esto es arte. El arte es evocativo”.