No es fácil plantarse ante diez canciones ajenas y darles una personalidad propia. Y mucho menos fácil es conseguir que el conjunto de esas diez canciones sea coherente e interesante. Katy Goodman (La Sera) y Greta Morgan (Springtime Carnivore) han superado estos dos retos con creces, y han logrado dar con la fórmula para crear algo absolutamente personal con los termas de otros. Además, de paso, se han sacado de la manga uno de los discos más bonitos de los últimos meses.