No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Bon Iver, “i,i” (Jagjaguwar, 2019) 

La historia de Justin Vernon hasta ahora tiene algo de Peter Parker. Como ya se han encargado de recordarnos un buen puñado de cómics, series y franquicias cinematográficas varias, el personaje creado por Stan Lee adquirió todo tipo de poderes a partir de la picadura de una araña. La historia de Vernon sufrió un cambio casi igual de radical, en este caso en una cabaña de Wisconsin a la que se retiró a escapar de las malas vibraciones personales que le asaltaban allá por 2006.

Libros

“Canciones de amor a quemarropa”, Nickolas Butler (Libros del Asteroide, 2014) 

En Indienauta no íbamos a dejar pasar una de las novelas de este otoño que parece resistirse a llegar en cuanto a temperatura se refiere. Hablamos de Canciones de amor a quemarropa, que gracias al habitual buen ojo de Libros del Asteroide se ha convertido en una de las lecturas obligatorias del 2014. Como suele pasar con esta editorial, por méritos propios, no gracias a coyunturas explotadas burdamente o viles aparatos publicitarios. Simplemente, por la calidad del libro.

Breves

The Rosebuds están de vuelta, escucha un adelanto 

La banda The Rosebuds, formada por el dúo Ivan Howard y Kelly Crisp, ya tienen preparado su nuevo álbum titulado “Sand + Silence” (Wester Vinyl) que se pondrá a la venta el próximo 5 de agosto y del que ya se puede disfrutar el tema “Esse Quam Videri”. Su vuelta a la actualidad llega bajo la producción (y alguna colaboración) del amigo de la banda, Justin Vernon, que parece que les ha sacado brillo al indie rock que facturaban. Además encontramos también la participación de  Matt McCaughan y Nick Sanborn de Sylvan Esso.

Discos

Sohn, Tremors (4AD 2014) 

El estallido del punk a finales de los 70 animó a cualquier jovenzuelo sin futuro aparente a coger una guitarra y a soñar con tener algo que decirle al mundo.

Ahora podríamos decir que el reconocimiento global de James Blake –unido al encumbramiento de Justin Vernon como ideal hipster de cantautor contemporáneo de culo inquieto- ha sido el resorte necesario para que se abriesen las puertas de muchas habitaciones en las que hipersensibles jóvenes pasaban horas retocando ante un ordenador sus bases musicales.