Con el recuerdo del estupendo concierto —acaso algo más de volumen para los «señores del ruido blanco»— del recién finalizado...