El Vida Festival 2019 ha cerrado una sexta edición algo accidentada debido a la lluvia y la cancelación, a última hora, de uno de los cabezas de cartel, pero ha dejado grandes momentos de disfrute. Siguen siendo marca de la casa el cuidado de los espacios y el entorno tanto como el del cartel y los horarios, el ambiente relajado y familiar y la ausencia de aglomeraciones.