A pesar de que lleva media vida en el mundo de la música, Jo Schornikow no ha logrado que su folk intimista llegue a conectar con el gran público. Además, entre su primer disco y el segundo pasaron nada más y nada menos que siete años.