Siempre se ha dicho que no hay mejor inspiración para un disco que una ruptura sentimental. Y no siempre tiene que ser algo deprimente, una ruptura también puede ser una liberación y que esas nuevas canciones suenen alegres y efusivas.