El escenario distópico que hemos visto por nuestras ventanas en las últimas semanas, las ciudades vaciadas, esa ‘nueva normalidad’ en la que todo el mundo lleva mascarillas, ha dinamitado la idea del futuro. Parece como si viviéramos en un relato anticipado por la ciencia ficción apocalíptica. Algo similar ocurre al ver el documental Hi, I.A. de la directora alemana Isa Willinger, en el que los robots que nos ha prometido el género desde los años 50, sobre los que pronunció sus tres leyes Isaac Asimov, viven por fin entre nosotros. Willinger rueda hechos reales como si fueran escenas de Blade Runner (1982) o Ex Machina (1982), apoyándose en la fotografía de Julian Krubasik y en la atmosférica banda sonora de Robert Pilgram.