Ryan Murphy -Pose, Hollywood- para abordar los temas habituales de sus ficciones: la doble vida del colectivo LGTBI y la discriminación que han sufrido históricamente (y la que siguen soportando); el lado oscuro de los famosos y del sueño americano. Si habéis visto las series de Murphy sabréis que le gusta el escándalo: sus personajes -reales o no- suelen pasar con facilidad del lujo y la fama a los sórdidos ambientes de la prostitución y las drogas. Aquí, Murphy produce y escribe la serie ideada por el autor teatral Sharr White, que protagoniza un soberbio Ewan McGregor.