Resulta un tanto increíble que, con tan solo 25 años, Greta Kline vaya por el que podemos llamar su segundo...